Google+ Followers

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Los dolorosos efectos del ciberbullying

“Antes de publicar en la Red algo que pueda disgustar a otra persona, piensa en cómo se sentiría esa persona”. Y “si eres una víctima de ciberbulling, habla con tus padres o tu profesor”. Este es el dramático llamamiento del adolescente irlandés Luke Culhane a través de Youtube.
Según un informe presentado por Save the Children, un tercio de los niños en España ha sido insultado por el móvil o por intenet, el 12,9 % ha recibido amenazas y al 6,3 % le han pirateado su cuenta en redes sociales. En uno de cada diez casos, estas manifestaciones violentas se sufren con frecuencia
“El ciberbulling no está bien. Nadie se lo merece. Todos podemos poner de nuestra parte para acabar con él”. Simple y contundente, así es el mensaje de Luke Culhane un adolescente irlandés de 13 años que ha conseguido volver viral en la Red su vídeo de denuncia de ciberbullyng.
Víctima él mismo del acoso escolar a través de las redes sociales, este adolescente, aspirante a cineasta, decidió rodar y colgar un pequeño corto en YouTube mostrando lo real que puede llegar a ser el dolor que produce en los adolescente la práctica del ciberbullyng.
“Quería mostrar que no hace falta que sea un maltrato físico para herir a alguien, así que decidí mostrar las similitudes entre ambos tipos de maltratos”, ha explicado el joven al diario Irish Examiner.
La receta de Luke para acabar con este tipo de acoso es tan simple como razonable: “No lo hagas. Denúncialo. Habla”.
“Para antes de publicar en la Red algo que pueda disgustar a otra persona, piensa en cómo se sentiría esa persona. Si eres una víctima de ciberbulling bloquea y denuncia a la persona que te está haciendo ciberbulling. Cuéntalo. Habla con tus padres o tu profesor”, señala en el vídeo.
«¿Has sufrido alguna vez ciberbullying? ¿Alguna vez has sido testigo de una situación de ciberbulling? El cien por cien de los adolescentes responden que sí a al menos una de estas preguntas, lo que quiere decir que todo el mundo podemos poner de nuestra parte para parar esta práctica en Internet», concluye.
¿Alguna vez te has encontrado en esta situación? Si es así, piensa en el mensaje de Luke. Tienes formas para superarlo.
El acoso en España
En España, el 32,1 % de los niños de primer y segundo ciclo de la ESO reconocen haber golpeado, pateado o empujado a otro menor y la mitad, ha proferido insultos y palabras ofensivas en las semanas anteriores, según se desprende del informe Yo a eso no juego sobre el acoso y el ciberacoso en la infancia elaborado por Save The Children y presentado el jueves en Madrid. Uno de cada cuatro estudiantes ha insultado utilizando internet o el móvil y casi uno de cada diez ha amenazado a otro niño. El 7,8 % ha utilizado las nuevas tecnologías de la información para difundir rumores y el 5,9 % ha retocado imágenes de un tercero que estaban en la red.
El resultado es que un tercio de los niños en España ha sido insultado por el móvil o por intenet, el 12,9 % ha recibido amenazas y al 6,3 % le han pirateado su cuenta en redes sociales. En uno de cada diez casos, estas manifestaciones violentas se sufren con frecuencia.
La mayoría de los agresores responde que no sabe por qué lo hace. En el acoso tradicional, la segunda respuesta más frecuente es «para gastar una broma», aunque cuando se trata de ciberacoso, este es el primer motivo alegado. La tercera razón en ambos casos es «por molestar». En el 5,9 % de las situaciones tiene que ver con la orientación sexual de la víctima, algo que en ciberacoso llega al 6,6 %.
El informe destaca también similitudes entre acosadores y acosados en cuanto a rasgos de personalidad. En ambos casos, se trata de niños con un menor nivel de autoestima que quienes no se ven involucrados en estas situaciones y menos habilidades sociales, comunicativas y de resolución de los conflictos. Mientras, los agresores tienen menos empatía que sus víctimas y que las personas que no acosan.
“Es importante llamar al acoso por su nombre, el acoso es violencia. Por más que estemos acostumbrados, es violencia. No es un juego de niños. No son chiquilladas. No es una estrategia de relación o una situación de convivencia normal entre los niños”, subrayan desde Save The Children.

No hay comentarios:

Publicar un comentario