Google+ Followers

miércoles, 12 de octubre de 2016

La familia de la niña agredida, «indignada» por las afirmaciones del conseller d’Educació

La familia de la niña agredida, «indignada» por las afirmaciones del conseller d’Educació
 
La familia de la niña que acabó en el hospital tras ser agredida en el patio del colegio de Son Roca se mostró ayer «indignada» por las afirmaciones efectuadas por el conseller d’Educació, Martí March, sobre lo ocurrido. El conseller afirmó el martes en el Parlament que en el momento de la paliza a la menor «había en el patio del centro escolar dos profesores vigilando», en contra de la versión de la familia, y no ofreció ningún tipo de explicación sobre cómo ocurrieron los hechos. March, no obstante pidió prudencia y tranquilidad a la espera de que se conozca el informe de Inspección Educativa y una vez que se tenga toda la información se deberán tomar las decisiones que se crean oportunas.
Indignada
La familia de la pequeña, que se sigue recuperando en su casa de las lesiones padecidas, fue muy crítica ayer con el conseller. Melissa, hermana de la víctima, manifestó: «La directora me dijo a mí y a mi hermana que había un profesor y fue a buscar a una niña con síndrome de down que se había ido de la fila, ahora dicen que había dos profesores, y entonces por qué no actuaron. Estamos muy enfadados, parece que quieren hacer que los culpables seamos nosotros, la niña fue al hospital, hay un parte de lesiones, hay testigos que dicen que le pegaron y encima parece que nosotros somos los culpables, no sé qué ganamos inventándonos esta historia como parece que quieren hacer creer».
«El conseller llamó a mi madre después de la agresión, le dijo que estuviera tranquila y que esto se iba a solucionar cuanto antes, pero no sé, tanta investigación parece que se quieren tapar unos a otros, hay testigos, hay niños que lo han visto y me parece muy fuerte lo que dijo el conseller, si lo veo se lo diré, parece que son personas que no tiene corazón», agregó Melissa.
El suceso siguió provocando ayer reacciones. El Foro de la familia de Baleares pidió ayer a la oficina de defensa de los derechos del Govern que intervenga de oficio ante la gravedad del caso para depurar responsabilidades.
La Asociación Prou pidió que se suspenda cautelarmente a la directiva del colegio, un informe público de las actuaciones de la Conselleria y el protocolo que se realizó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario